El término Fake News ha venido ganando popularidad en los últimos años, pero ¿qué es exactamente? Se puede definir como una noticia falsa que se difunde con el objetivo expreso de engañar, con apariencia de noticia real.

Aunque este fenómeno no es novedoso, la aparición de internet ha favorecido su crecimiento, debido a la alta velocidad en que cada una de estas historias logra llegar a masificarse.

Además, tal como han constatado investigadores del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) las Fake News tienen un 70% más de probabilidades de ser replicadas: “Mientras que la verdad rara vez se difunde a más de 1.000 personas, el 1% de las noticias falsas más virales se difunde rutinariamente entre 1.000 y 100.000 personas”.

¿Cuáles son los objetivos detrás de las Fake News?

Una de las principales motivaciones que alimenta el fenómeno, es de carácter económico. El negocio de internet se mide en base al tráfico que generas, las visitas y los clicks que eres capaz de conseguir.

En consecuencia, si una noticia genera tráfico, tiene potencial para conseguir ganancias publicitarias. En resumen: mientras más viral se haga una noticia falsa, más rendimiento para su impulsor, sobre todo, teniendo en cuenta que publicar una Fake New es mucho más fácil y económico que en el caso de una noticia real.

Es por ello que las previsiones apuntan a un aumento constante de este tipo de información. Un informe de Gartner, dice que “para el 2022 el 50% de las noticias serán falsas”.

Es imprescindible que seamos cautos ante cualquier noticia que nos llegue a través de una red social, y que tomemos el tiempo para leerla con detenimiento y de forma concienzuda.

Consejos para detectar Fake News

  • Procura no quedarte solo con el titular, lee la noticia completa.
  • Contrasta quién es la fuente de la noticia, si no lo consigues, NO la compartas.
  • Si se citan a otras fuentes en el texto, accede directamente a comprobar su veracidad.
  • Busca en Google publicaciones de otros medios conocidos sobre la noticia en cuestión.
  • Comprueba que la fecha de publicación es actual y la noticia es relevante.
  • Si la noticia habla de datos, puede ayudar a contrastarlos.

Otro de los objetivos detrás de las Fake News son de índole social y/o político, cuando líderes o grupos de presión intentan influir en las corrientes ideológicas y en desarrollo de los países.

Pero no sólo son estas las motivaciones que impulsan el crecimiento de este fenómeno desinformativo, también está siendo explotado por los ciberdelicuentes.

Fake News y Ciberseguridad

Según datos del “Information Security Forum  (ISF)”, el número de brechas de datos seguirá aumentando, por lo que proteger nuestra identidad digital es crucial actualmente. Por eso es imprescindible reflexionar sobre las amenazas que se esconden detrás de las Fake News y  que medidas de protección pueden tomar personas y empresas.

Los hackers aprovechan la  velocidad de difusión de la noticias falsas, y las dificultades de rastreo del medio digital.  En muchas ocasiones, detrás de una Fake New que se hace viral, se esconde un ciberataque y cuando compartimos esa noticia, nos convertimos en “cómplices”, como comenta José Rosell, socio-director de S2 Grupo.

Un ejemplo muy comentado es el relacionado con una serie de emails maliciosos con información falsa y vídeos sobre el vuelo de Malasyan Airlines desaparecido qué se propagaron en el 2014. A simple vista parecía un contenido informativo, pero en realidad era un señuelo para instalar un troyano que permitía el acceso remoto al ordenador del destinatario.

Gracias a la gran cantidad de contenido que difundimos y consumimos a diario en redes sociales y otros medios digitales, los ciberdelincuentes tienen capacidad para crear Fake News con más probabilidades de ser compartidas. Además muchas personas consultan sus cuentas de Facebook o Twitter en la oficina, lo que facilita que un ataque de este tipo afecte no sólo al dispositivo, sino también a la red de la empresa.

Cada vez los usuarios somos un poco más conscientes de que no todo lo que aparece en internet es verdad, pero nos cuesta contener el impulso de compartir sin contrastar. Las empresas deben enfocarse en la formación de sus recursos humanos, y también en la concienciación de sus clientes.

También es importante invertir en herramientas  de control y prevención, así como buscar asesoría adecuada en temas de ciberseguridad.